INCAPACIDAD TEMPORAL

INCAPACIDAD TEMPORAL

El uso adecuado de la prestación por incapacidad temporal es una garantía de su continuidad.

 

 

Tienen la consideración de situaciones determinantes de incapacidad temporal:

 

  • Las debidas a enfermedad, común o profesional, y a accidente, sea o no de trabajo, mientras la persona esté impedida para el trabajo y reciba asistencia sanitaria de la Seguridad Social.
  • Los periodos de observación por enfermedad profesional, en los que se  prescriba la baja en el trabajo durante los mismos.

 

La prestación económica por incapacidad temporal trata de cubrir la falta de ingresos que se produce cuando el trabajador, debido a una enfermedad o accidente, se tiene imposibilidad temporalmente para trabajar y se precisa asistencia sanitaria de la Seguridad Social.

 

Expedición de los partes de baja, confirmación y alta

 

Tiene que acudir a su centro de salud, a la consulta de medicina familiar que le corresponda. Inmediatamente después de reconocerle, si considera que su estado de salud le impide trabajar, le facilitará el parte de baja.

 

Se le indicará cuando debe volver a revisión para entregarle los partes de confirmación.

 

El parte de alta extingue el proceso de IT, es decir, derecho al subsidio por IT, aunque su médico le seguirá prestando la asistencia sanitaria que aconseje su estado.

 

El alta  determina la obligación de la incorporación a su puesto de trabajo en el mismo día en que produzca sus efectos.

 

* En caso de tratarse de un accidente de trabajo o enfermedad profesional y su empresa o usted, si trabaja por cuenta propia, tienen concertadas estas prestaciones con una  mutua colaboradora con la Seguridad Social, debe acudir al servicio médico de dicha Mutua. 

 

Duración de la situación de IT y control

 

La duración máxima de la baja es de 12 meses prorrogables por otros 6.

Durante los primeros 12 meses, además de la Inspección Médica de la Conselleria, la baja será controlada por la Entidad a la que corresponda el abono de su IT que tenga contratada su empresa: Instituto Nacional  de la Seguridad Social (INSS) o Mutua colaboradora con la Seguridad Social (Mutua)

A partir de los 12 meses, la baja será controlada por el INSS.

 

Debe acudir a los reconocimientos médicos a los que se le cite, salvo que exista una causa que lo justifique y lo pueda acreditar. El no acudir sin justificación, puede causar el alta por incomparecencia o una suspensión de la prestación económica.

 

Más información en:

 

Seguridad Social – Incapacidad Temporal